Your search results

El lenguaje inmobiliario debe ser claro, preciso y cercano

Posted by Andreina Ochoa on julio 10, 2019
| 0

Hoy en día en un mundo en el que nos invade la tecnología, los agentes de bienes raíces han decido adaptar a los nuevos tiempos su lenguaje inmobiliario, convirtiéndose así en lenguaje claro, preciso, sencillo y cercano.

La estrategia que estos profesionales han implementado con el pasar de los años  se encuentra directamente relacionada con el hecho de ver al cliente como un amigo y no como un usuario; pues hay que recordar que la meta ante todo es vender un inmueble.

Una de las características del lenguaje inmobiliario es que este debe ser dinámico, gráfico y descriptivo, por lo que se  evitará en lo posible los tecnicismos del sector inmobiliario, las frases hechas y  a su vez se le explicará al futuro comprador todo aquel término que no entienda.

Además, como agente usted debe evitar en todo momento los superlativos inútiles o demasiados adjetivos a la hora  de describir una casa.

Por otro lado, uno de los secretos para vender un inmueble es no hablar igual que el resto de los agentes de bienes raíces, tú debes marcar la diferencia. Para ello debes estar muy bien preparado: piensa con antelación todo lo que el cliente puede preguntar.

Según señalan los expertos en la materia al vender una vivienda hay que originar una conversación 40-60. ¿Qué quiere decir esto?

Es muy sencillo, en el diálogo que usted establezca con el cliente tú como vendedor debes hablar un 40%; mientras que quien va a adquirir la vivienda 60%.

Vea también: Un blog de bienes raíces te permite captar clientes inmobiliarios

En el lenguaje inmobiliario el tono de voz es importante

Otro aspecto importante dentro del lenguaje inmobiliario es el tono de voz que uses al hablar, ya que puedes atraer o ahuyentar al cliente.  Hablar exageradamente alto o bajo puede no jugar a nuestro favor. En el primer caso causamos  temor y en el segundo inseguridad.

Quienes conocen sobre estos temas afirman que usar un tono medio tranquilo, pausado sin nervios contribuirá a crear el clima de confianza que requerimos para la venta de la casa.

En otro orden de ideas, a la hora de poner en venta una propiedad es necesario que utilices frases que resulten atractivas al oído del comprador. Un ejemplo de estas son las que te mostramos a continuación:

“Tu nuevo comienzo empieza hoy”

“Tu casa es nuestra prioridad, confía en los que saben”

 “Te acompañamos en este viaje, de principio a fin”

En pocas palabras hay que utilizar un lenguaje cercano que invite a la gente a visitar y comprar la vivienda que estamos promocionando.

Project 4 Design